Los Lanceros del Siglo XXI

de lectura: 2 minutos

 

 

Hace casi 83 años se publicó en Madrid “Las  Lanzas Coloradas” obra en la cual Arturo Uslar Pietri, uno de los muchos venezolanos que le han quedado grandes a nuestro país, relata el avance de Boves y sus lanceros hacia Caracas, en una campaña que culminó con la caída de la Segunda República y casi pone fin a los sueños independentistas de una Venezuela en pañales. Justo la semana pasada se celebraron los 200 años de la Batalla de la Victoria, emblemático enfrentamiento en el cual tropas de jóvenes con escasa experiencia le hicieron frente a Boves y sus temibles lanceros.

El 12 de febrero pasado (y quien sabe cuántos días mas) tal como hace  dos siglos, estuvo manchado con sangre de jóvenes venezolanos, jóvenes que de una u otra manera buscaban un mejor país. Como han dicho muchos entendidos, los pueblos que no conocemos nuestra historia estamos condenados a repetirla.

Así como hace 200 años Boves se aprovechó del descontento de los sectores tradicionalmente olvidados por las élites del país, hoy tenemos la misma situación. Caudillos, surgidos supuestamente del “pueblo”, concepto abstracto y tan fácilmente manipulable para intereses personalistas, se jactan de mostrar cómo han logrado que las masas se organicen para matar a sus hermanos venezolanos, hermanos que son acusados de seguir los intereses de una “elite opresora” pero que al fin y al cabo, tal como en 1814, buscan conseguir algo intangible, quizás etéreo, pero que sin lugar a dudas forma parte de nuestra condición humana y de nuestra tradición venezolana: la Libertad.

Hoy no son los lanceros con sus lanzas, tampoco andan a caballo, hoy no es Boves quien los dirige, pero siguen estando sus armas, coloradas con la sangre de los patriotas.

Quién sabe si en 100 años, otro venezolano, en una Venezuela a la que espero no le quede grande, cuente la historia de los “lanceros” de este siglo y de sus “chopos” colorados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *