Los Oscuros Mundos de HP Lovecraft

de lectura: 3 minutos

 

Howard Phillips Lovecraft

Muchos no estarán acostumbrados a escuchar el nombre de Howard Phillips Lovecraft, al menos no en estas latitudes caribeñas. Sin embargo, el autor nacido en Providence, Rhode Island (Noreste de Estados Unidos) el 20 de agosto de 1890, representa uno de los principales autores de terror del siglo pasado, un terror cuya aura muy peculiar aún hoy está vigente a lo largo de toda la cultura pop, desde videojuegos hasta series de televisión y películas.

Concretamente el género que Lovecraft creó pasó a denominarse “Terror Cósmico Materialista” y dejó atrás todos los clichés que durante siglos caracterizaron los cuentos de horror de la literatura occidental. En primer lugar, Lovecraft sacó a los vampiros, fantasmas y hombres lobo del rol protagónico al cual autores como Bram Stoker o Alejandro Dumas (el hijo) nos tenían acostumbrados. En lugar de estos monstruos sobrenaturales, el terror que Lovecraft planteó abandonó la concepción “espiritual” del miedo (de ahí el adjetivarlo como “materialista”) y se enfocó en la existencia de dantescos seres provenientes de oscuros mundos, alejados por distancias inimaginables de nuestro hogar, la Tierra. Los monstruos de Lovecraft, sin embargo se encuentran muy cerca de nosotros, pues casi sin falta en todas sus obras, estos amiguitos de increíblemente variada descripción han llegado a nuestro planeta millones de años antes de la aparición del hombre; ser insignificante para ellos (y para todo el Cosmos dada su inmensidad) al cual pueden controlar a placer con habilidades que rayan en lo místico y lo siniestro.

Es así como en el rico universo lovecraftiano podemos encontrar desde un colosal ser antropomórfico con cabeza de pulpo que habita en una ciudad ancestral perdida en las profundidades del Pacífico, hasta masas vesiculosas sin forma que han permanecido congeladas por eones en los más recónditos rincones de la Antártida. Parte del atractivo de la obra de Lovecraft es la rica y compleja mitología que formó en torno a estas criaturas, estableciendo incluso un panteón en el cual los monstruosos seres se enaltecen como dioses de inimaginable poder. Esta característica particular se observa claramente en sus obras más famosas, La Llamada de Cthulhu y En las Montañas de la Locura, dos buenas obras para introducirse en el universo literario del autor y sin duda dos hitos en la cultura popular.

Para aquellos lectores menos ávidos y que prefieren los cuentos cortos y repletos de acción rápida, La Sombra Sobre Innsmouth, El Ser en el Portal, El Color que Bajó del Cielo o Herbert West, Reanimador (este último particularmente llamativo si eres un estudiante de medicina) pueden resultar obras atractivas y fáciles de leer. Toda la obra de Lovecraft es muy fácil de encontrar en la red con una rápida búsqueda de google y si bien sus libros no llenan las estanterías de las librerías venezolanas, vale la pena buscarlos en las grandes cadenas como Nacho o Tecniciencia, (también se encuentran varios en MercadoLibre.)

Para finalizar no me queda más que invitar a todos los lectores amantes de lo fantástico y lo tenebroso a darle una ojeada a las obras de este gran autor, cuyo legado ha influido en canciones, juegos de rol, películas y videojuegos, tal y como una rápida búsqueda en la web les demostrará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *