¿Por qué se prefiere el Acetaminofen sobre otros AINES en cuadros virales como la la influenza, la varicela y el dengue?

de lectura: 1 minutos

Imagen tomada de http://soscurioso.com

Innumerables datos señalan que el consumo de salicilatos constituyen un factor importante de daño hepático y encefalopatía intensa que se observa en el Síndrome de Reye. Se trata de una consecuencia infrecuente, pero a menudo letal, de la infección por varicela y otros virus, y en particular de la influenza.No se ha corroborado una relación causal entre los salicilatos y otros AINES y el síndrome mencionado, pero se advierte un notable vínculo epidemiológico. Se ha propuesto que la aspirina y las enfermedades virales también dañan las mitocondrias, tal vez de modo preferente en sujetos con predisposición genética. Por tanto, está contraindicado utilizar salicilatos en niños o adolescentes con varicela o influenza.

El acetaminofén es un antinflamatorio muy débil pero eficaz antipirético y analgésico, y no posee algunos de los efectos colaterales de los antinflamatorios no esteroideos, como la lesión de vías digestivas y el bloqueo de la agregación plaquetaria. Es por tanto un sustitutivo útil de la aspirina, como analgésico o antipirético, y particularmente útil en sujetos en quiénes la aquella está contraindicada (p. ej., enfermos con úlceras pépticas) o cuando sería desventajosa la prolongación del tiempo de sangrado causado por el ácido acetilsalicilico.

En conclusión, son la posibilidad de ocasionar Síndrome de Reye, producir prolongación de tiempos de coagulación y la intención de disminuir los posibles efectos colaterales gastrointestinales de los AINES tres de las principales razones por las cuáles se prefiere el uso del acetaminofén. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *